tu blog de viaje

Bienvenidos a la capital del Neón: Berlín

Berlín es una de las ciudades más importantes e icónicas de Europa, esto hace que haya el destino escogido por millones de turistas en los últimos años. Pero hay que tener una cosa clara: Berlín, salvo ciertos puntos, alguno de ellos estratégico como el ministerio de transporte, fue destruido en la Segunda Guerra Mundial, pero es que, además de eso, la mitad de la ciudad fue soviética hasta la caída del muro de Berlín en 1989.

Todos estos condicionantes históricos han hecho florecer grandes contrastes entre diferentes zonas de la ciudad. A pesar de eso, la oferta cultural y de ocio que ofrece esta ciudad hace que siempre tengas algo que ver o que hacer. A una media hora de Berlín. Además, podremos visitar el campo de concentración de Sachenhausen, uno de los más importantes de la Alemania nazi.

Primera parada, el monumento más conocido de Alemania: La Puerta de Brandeburgo.

Fuimos a lo grande, a la Puerta de Brandeburgo primero, ya que la Pariser Platz es uno de los lugares mejor comunicados de Berlín, con la estación de Brandenburger Tor enfrente. Nosotros la primera visita la hicimos de día, pero nos recomendaron hacer una nocturna también y, como está muy céntrico, nos pilló de paso. Como curiosidad, fue construida en 1791 y fue uno de los pocos monumentos que no fue destruido en la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los monumentos más famosos de Alemania

Al lado de la puerta, el monumento al Holocausto

Segunda parada, el Monumento al Holocausto, cerquita de la Puerta de Brandeburgo. Esta construcción estuvo siempre rodeada de cierta polémica, tanto por el proyecto en si, como por las empresas que participaron en la construcción. No es especialmente bonito ni pretende serlo, simplemente intenta emular de alguna manera la angustia y creedme que se siente.

A escasos metros se encuentra situado el último bunker de Hitler que, a día de hoy, es un simple aparcamiento. Junto al búnker se encontraban varios edificios de la cancillería alemana, que a día de hoy son edificios de apartamentos. Como curiosidad, durante varios años intentaron demoler el búnker pero fue imposible, con lo cual, lo cubrieron de tierra e hicieron un aparcamiento, evitando (o por lo menos intentando) que fuese un lugar de peregrinación para los nazis europeos

El impresionante monumento al Holocausto

Checkpoint Charlie: El punto de unión entre las dos partes de la dividida Berlín

Aunque hubo más puntos de paso entre las dos zonas de influencia de Berlín, este fue el más significativo. Aquí, por ejemplo, en 1961 se dieron uno de los momentos más tensos de la guerra fría, cuando tanques de ambas facciones se encañonaron con artillería pesada durante horas.  Este punto no es el original, sino una recreación exacta del mismo.

Junto al Checkpoint Charlie, podemos encontrar el museo del muro, un lugar donde podremos comprender y ver qué función tenía el muro, conocer historias y, como curiosidad friki, te pueden sellar el pasaporte como se sellaba cuando pasabas de un lado del muro al otro. 

El Muro de Berlín no es solo la foto del famoso beso.

El muro está muy presente en todo Berlín, con restos del mismo repartidos por toda la ciudad, además de una franja en el suelo que muestra donde estaba situado el muro. Visualmente, es bastante sencillo diferenciar las calles o partes de ellas que pertenecían a uno u otro bando, dada la diferencia arquitectónica de las construcciones del bloque comunista y del bloque capitalista.

Aparte del museo del muro que se encuentra en Checkpoint Charlie, los restos del muro más significativos se encuentran al lado del antiguo ministerio de transporte y, los que más conocemos por fotos, son los del East Side Gallery. La East Side Gallery son 1.3 kilómetros del muro decorado con impresionantes pinturas. Hay dos archiconocidas, que son las de los dos líderes soviéticos besándose y un coche que parece que sale de la pared. Además del muro, existe un parque con un río bastante chulo y esto ha hecho que esta parte del muro se convierta en una de las principales atracciones turísticas de Berlín.

Una de las pinturas del Wall of Berlin

Seguimos hacia el Barrio Judío

Uno de los lugares menos conocidos de Berlín pero es uno de los más interesantes y, para mi, uno de los más bonitos de toda la capital germana. Cuenta con una imponente sinagoga que te recuerda siempre en el barrio que estás. Hay dos lugares que son imperdibles en este barrio pero, además, existen placas doradas en el suelo recordando donde vivían los judíos muertos durante el Holocausto.

El primer lugar de culto es Rosenstrasse, una calle donde podrás ver el monumento dedicado a las mujeres casadas con judíos que se manifestaron para que sus maridos no fuesen a campos de concentración, Block der Frauen. El segundo punto o mejor dicho, los ocho siguientes puntos, si, ocho, ocho patios interiores que se comunican entre si y terminan en la Hackescher Markt, una plaza triangular llena de terrazas y restaurantes.

Alexanderplatz y una torre de Televisión de más de 350 metros.

Otro de los lugares icónicos de Berlín, una torre de más de 100 metros que muestra el progreso y la modernidad que tuvo esta zona de la ciudad. Entre el río Spree y el Palacio de la República se encuentra se encuentra Alexanderplatz, la plaza que más nos suena de todo Berlín. Esta plaza está presidida por la torre de televisión anteriormente mencionada, una torre que es visitable y donde puedes ver el skyline de la ciudad e incluso comer en su restaurante, aunque te advertimos que precisamente barato no es.

Además de la impresionante torre que tiende a cegarte todo lo demás que hay en la plaza, también tiene varias edificaciones interesantes, como la Fuente de la Amistad entre Pueblos, la Casa roja, la Rotes Rathaus o el reloj de las horas del mundo.

Catedral Berlinesa, otra joya a la vista de todos

Entre la Isla de los museos y el Río Spree es donde se encuentra la Berliner Dom, vestida por una cúpula verde de cobre, destaca sobre todo en el interior, con un altar de mármol y cuenta con la Cripta de los Hohenzollern, donde descansan varios miembros de la familia imperial alemana. Esta catedral está situada en un amplio parque, ideal para tomarse una buena cerveza al sol, aunque a nosotros no nos dio tiempo a disfrutar eso (y porque no hacía sol tampoco).

Ahora, un poco de museos: El museo de Pérgamo y el nuevo museo.

La Isla de los museos es donde se concentra la mayor oferta de cultura clásica de Berlín y el rey de la oferta es el Museo de Pérgamo, el más famoso de Berlín y uno de los más famosos del mundo. Este museo cuenta con una de las colecciones más importantes del mundo y está, a su vez, formada por el Museo del Antiguo Oriente Próximo, el Museo de Arte Islámico y la Colección de antigüedades Clásicas.

Sus obras más significativas son: la reconstrucción de la Puerta del Istar de Babilonia (en restauración cuando fui, yo y mi suerte), el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo y la Fachada de Mushatta. El otro museo recomendable de Alemania es el Neues Museum donde podrás ver un busto de Nefertiti, colecciones egipcias y prehistóricas.

Para terminar, un relajante paseo por el Parque Tiergarten

Terminamos el viaje a la capital bávara en el pulmón de Berlín, el Parque Tiergarten, donde se puede dar un agradable paseo por él, ya sea en bicicleta o a pie. Este imponente parque fue primero una zona de caza para la nobleza prusiana, por la gran variedad de especies que vivían en él, sobre todos ciervos y jabalíes. Otro de los atractivos de este parque, además de su gran variedad de vegetación es que está rodeado de edificios emblemáticos, como la famosa Puerta de Brandeburgo, el Reichstag o el Palacio de Bellevue.

Hay otros lugares en Berlín que también son dignos de ver, como el Distrito Tiergarten, que forma el cinturón verde de la ciudad o el Barrio turco, también conocido como el Barrio de Kreuzberg, uno de los más alternativos de toda Alemania. Esta ciudad también es conocida como la capital del tecno, pero no pudimos visitar ninguno de sus famosos clubs. En cuanto a la comida, no suele haber una gran variedad, pero muchos sitios cuenta con cerveza propia y algunas están realmente buenas.

gestión de incidencias vuelingatención al cliente ryanair

Vetedeviaje.es

¿Quieres irte de viaje y no sabes cómo y dónde? Te enseño una gran cantidad destinos y trucos para irte de viaje. Si te quedas en casa es porque quieres
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram