tu blog de viaje

Desde París con Amor

París es la ciudad más visitada del mundo y nosotros no íbamos a ser menos. La capital francesa es quizás la capital europea que tiene un mayor nivel arquitectónico, lo que te obliga, como Londres, a ir varias veces si quieres verlo todo. Es verdad que, a diferencia de Londres o Berlín, en su oferta cultural predomina la de cultura clásica, lo que la convierte en una capital menos cosmopolita que las otras dos, pero su oferta es tan basta que hay que ir.

El lugar que inspiró a Víctor Hugo: Notre Dame

La primera parada es el hogar del jorobado más famoso del mundo, Quasimodo. Este personaje fue el protagonista de la historia de ficción creada por Víctor Hugo en el Jorobado de Notre Dame. La Catedral de Notre Dame puede ser la obra cumbre del gótico europeo. Además de sus impresionantes vidrieras. Cuenta con dos torres visitables donde puedes ver unas impresionantes vistas de la ciudad.

Nos vamos a ver a la Mona Lisa.

Quizás sea el cuadro más famoso del mundo y si, está en París, concretamente en el Museo del Louvre. Pero no solo está La Mona Lisa, también cuenta con obras tan famosas como La Libertad Guiando al Pueblo, San Juan Bautista, la Venus de Milo o la Gioconda. Nuestra visita fue con una audioguía en español. Es un museo que cuenta con tantas obras que pasa lo mismo que en el museo británico: Llega un momento que estás saturado de ver tantas cosas y tienes que volver en otra ocasión para terminar de verlo.

La Torre Eiffel, la torre más famosa de Europa

Situada en la orilla del Sena, es otro de los casi innumerables monumentos que tiene Francia, concretamente París. Esta torre de hierro cuenta con más de 300 metros y fue una construcción muy polémica en su tiempo, ya que chocaba mucho con el aspecto de los monumentos de la época. Es visitable y, lógicamente con esa altura, proporciona unas vistas únicas de París. Recomendamos que, si tienes pensado visitarla, reserves con mucha antelación, ya suele ser muy visitado.

Los imponentes Campos Elíseos

El camino más significativo de París, una avenida de casi dos kilómetros que une el Arco del Triunfo hasta la plaza de la concordia. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, donde se plantaron una serie de árboles y en 1724 se aprobó definitivamente el diseño de avenida actual.

Esta avenida se puede dividir en dos partes, la zona de la Plaza de la Concordia, que se encuentra rodeada de edificios como el Palacio del Descubrimiento, el Petit Palais o el Gran Palais. La otra parte, la parte alta de los Campos Elíseos comienza en la Place de l’ Etoile, esta zona está compuesta por tiendas de lujo, restaurantes, cines y algunos grandes almacenes. La foto más típica de los campos elíseos está tomada desde el final la avenida Charles de Gaulle.

La Plaza de la Bastilla, símbolo de la Revolución Francesa

La plaza de la Bastilla es donde estaba situada la antigua fortaleza con el mismo nombre que era el símbolo del poder totalitario de la monarquía. Con la toma de la Bastilla por parte de los revolucionarios se da el pistoletazo de salida a la revolución francesa. Esta plaza, además de la toma de la fortaleza, también tiene especial significado porque se montó una guillotina donde fueron decapitados numerosas personalidades durante la Revolución.

En la actualidad, cuenta con la columna de Julio, donde se conmemora la revolución de 1830, que había llevado a Francia la monarquía parlamentaria. La columna fue inaugurada en 1840 y está sustentada sobre la base de un antiguo monumento de napoleónico: el Elefante de la Bastilla.

Las tétricas catacumbas de París

Esta antigua mina fue acondicionada en el siglo XIX para convertirse en un cementerio bajo tierra. Cuenta con tantos huesos de parisinos porque a mediados del siglo XIX los pequeños cementerios locales estaban completamente desbordados y esto esta produciendo incluso enfermedades entre la población.

Durante la segunda Guerra mundial, los kilométricos túneles de las catacumbas fueron el refugio de muchos de los miembros de la resistencia francesa. Actualmente solo es visitable kilómetro y medio y siempre con Guía con sanción de multa si lo haces sin ellos. En varios lugares recónditos de París existen entradas a las catacumbas, pero son muy peligrosas como para visitarlas solo.

Montmartre, el barrio más famoso de la París

El barrio más conocido y más bohémio de todo París. Situado en una colina de casi 150 metros de alto, este barrio fue una localidad independiente hasta 1860, donde pasó a convertirse en un distrito de París. Cuando pasó a convertirse en un distrito, esta zona se ganó una mala fama por la cantidad de burdeles y cabarés, hasta que muchos artistas como Dalí, Monet, Renoir o Picasso se fijaron en este barrio gracias a su ambiente moderno y reconvirtieron el barrio.

Uno de estos lugares mágicos de este barrio es la plaza del teatro, donde podrás disfrutar de sus terrazas, sus puestos ambulantes o ver artistas callejeros que venden cuadros o te hacen una caricatura. A escasos minutos (eso sí, cuesta arriba) encontrarás Sacre Coeur, o la basílica del sagrado corazón y tanto la iglesia como los alrededores merecen una visita.

En la parte baja del barrio encontramos una parte más para adultos, donde encontraremos muchos shows anunciados con luces de neón, shows para adultos en su mayoría. Aquí lo que podrás encontrar es el famoso Moulin Rouge, probablemente el cabaret más famoso del mundo.

Versalles, el palacio más famoso del mundo, con permiso del de Buckingham.

Sin duda Versalles es el palacio más visitado del mundo y uno de los más famosos del mundo, sino el que más. Se encuentra un poco alejado de París, pero recomiendo encarecidamente su visita con una excursión. Este palacio residencial fue construido en el siglo XVII por orden del rey Luis XIII y la primera idea era la de convertirse en una residencia para rey pero bastante austero para los reyes de la época. Pero todo cambió con las diferentes remodelaciones.

En una primera instancia, fue el propio Luis XIII el que comenzó a hacerle diferentes ampliaciones, luego fueron sus descendientes los que fueron dándole ambiente y decoración ostentosa al palacio. El Palacio de Versalles, justo a la Bastilla, fue el lugar más simbólico de la revolución francesa. En este periodo fue saqueado, hasta que el gobierno francés lo recuperó.

Actualmente es uno de los museos referencia del mundo, ya que cuenta con innumerables obras que el gobierno francés ha conseguido recuperar para mostrarlas en este museo que, actualmente, es considerado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Nos pasa un poco como con el Museo Británico, no te podemos decir qué descartar o que ver primero porque todo es impresionante.

gestión de incidencias vuelingatención al cliente ryanair

Vetedeviaje.es

¿Quieres irte de viaje y no sabes cómo y dónde? Te enseño una gran cantidad destinos y trucos para irte de viaje. Si te quedas en casa es porque quieres
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram