tu blog de viaje

Voy unos días a Londres ¿Qué puedo hacer?

Londres es una de las capitales del mundo con una mayor oferta de ocio, gracias a que es una de las capitales más cosmopolitas del mundo. Se adaptará al tipo de viaje que quieras hacer y, es tan extensa su oferta, que siempre que vayas tendrás algo que hacer. Por ello, vamos a recomendarte una serie de lugares que no te puedes perder, tanto si es la primera vez que vas, como si ya has ido más veces.

Para empezar, hay que tener en cuenta que es muy útil, yo diría que casi imprescindible contar con una tarjeta de crédito o débito con Contactless, ya que prácticamente todo se puede o se tiene que pagar con tarjeta. También es importante saber como funciona el transporte, tan imprescindible en una ciudad con una extensión tan bestial. Hay tarificación máxima por días y zonas, pudiendo pagar con una tarjeta de prepago llamada Oyster o pagar con el contactLess de tu tarjeta, que te cargarán hasta llegar al cargo máximo diario por zona.

Otro punto importante es contactar con tu banco para saber qué tipo de cambio y comisión te va a cobrar por cada operación con tarjeta que hagas. Suele ser mucho más barato pagarlo con tarjeta que buscar un cajero en Londres y sacar dinero físico. Además, hay que tener en cuenta que, salvando algunos puestos ambulantes de comida u otros, todas las tiendas tienen pago con tarjeta. Lo ideal puede ser, que si tienes un amigo español trabajando allí, que él te preste dinero y luego se lo devuelves mediante transferencia o bizum en euros a su cuenta española.

El tiempo en la capital del Támesis es muy cambiante, puede caerte una lluvia digna de Noé y su conocida arca o tener relativamente calor a la media hora. Lo que si tienes que tener en cuenta es que hace muuuucha humedad y los ingleses son muy aficionados a poner la calefacción dentro de cualquier sitio. Si vas en invierno o meses próximos llévate, indudablemente, ropa de abrigo, pero que sea fácil de quitar, porque sino se está rifando un aparatoso resfriado y has comprando bastantes papeletas.

Si tu idea es hacer más una visita cultural a Londres, te recomiendo encarecidamente que compres el London Pass, porque ahorrarás muchísimo dinero, ya que muchas visitas a monumentos e incluso algún museo, suele ser gratuito. Te dejo la página del London Pass para que calcules y te hagas tu propia ruta. A continuación, vamos a enumeraros algunos lugares donde tienes que ir si o si, vayas con el pan que vayas a Londres:

Abadía de Westminster, Palacio de Westminster y Big Ben. Todo está junto

Estos tres monumentos cargados de simbolismo se encuentran uno al lado del otro. La abadía de empezó a construir hace aproximadamente 800 años y tardaron casi 3 siglos en completarla. Es la abadía más antigua de la ciudad, por eso es de obligada visita, además de por su calidad arquitectónica. Una infinidad de capillas y salones con mucha historia vista delante de tus ojos. Cuenta con sepulcros de célebres personajes o la historia de haber albergado bodas reales. La entrada cuesta más de 20 libras, pero entra dentro del London Pass.

En el Palacio de Westminster se encuentra la sede de las cámaras del parlamento británico y ha sobrevivido a todo, bombardeos, atentados… Este conjunto arquitectónico está declarado como patrimonio de la humanidad. Es un imponente edificio de estilo gótico y se encuentra junto al Támesis. Dentro encontrarás una infinidad de cámaras, kilométricos pasillos y todo tipo de equipamientos como bares, guarderías, tiendas…

Es visitable, aunque no entra en el London Pass, y allí podrás ver las cámaras parlamentarias, la corona de la reina en el salón Queen´s Robing o las obras maestras en la Royal Galery. Todo esto presidido por la imponente (aunque ahora lleva unos años en obras de restauración) torre de más de 95 metros de altura que es el Big Ben, el reloj más famoso del mundo.

Parlamento inglés

El Palacio de Buckingham ¿Quieres ver el cambio de guardia?

Lo confieso, he visto el palacio, pero no el cambio de guardia, bueno, lo vi una vez desde muy lejos y me fui porque veía a los guardias como hormiguitas. Muchísima gente en cada cambio de guardia, pero recomiendo encarecidamente ir a ver el palacio porque es imponente, ya que cada uno elija ir o no ir a la hora del cambio de guardia. Si es verdad que las visitas al mismo suelen ser de julio a septiembre, cuando la familia real tiene su periodo de vacaciones.

Si no tienes vértigo, el London Eye se te convierte en imprescindible

Pese a que cuesta más de 25 libras y no está incluido en el London Pass, es una experiencia que recomiendo. Unas vistas preciosas de la ciudad gracias a esta noria de 135 metros de altura. Eso sí, saca las entradas con mucha antelación, porque es una de las atracciones más demandadas de la ciudad.

Candem y Portobello. Portobello y Candem. Pero también un paseo por Nothing Hill y sus singulares casas de colores. Apúntatelo para el sábado

¿Por qué los pongo juntos? Pues porque fue la ruta que hice en sábado. ¿Y por qué en sábado? Pues porque en Portobello hay un maravilloso mercadillo callejero donde podrás encontrar de todo, desde piezas de porcelana, juguetes, hasta fruta y verdura. Cuando termines del mercadillo de Portobello, podrás dar un agradable paseo por las casas de colores de Nothing Hill, barrio que se hizo mundialmente famoso por la película de Julia Roberts.

Cuando hayamos terminado, mi recomendación es comer en Candem, sobre todo por su precio y su variedad (Luego, en los extras del artículo, recomendaré algún sitio que otro para comer y beber). Además de comer y beber, en este mercado alternativo podrás comprar cosas que son difícilmente de encontrables en otros lugares: discos vintage, ropa artesanal, cosas antiguas. Si vas a Londres, tienes que ir a Candem.

Mercado de Portobello

Catedral de San Pablo. Otra maravilla arquitectónica de Inglaterra

Situada enfrente del Shakespeare´s Globe, aunque en el otro lado del Támesis, se encuentra la catedral de Londres, que sobrevivió a los bombardeos nazis, protagonista en bodas reales del furneral de Churchill. Fachada de estilo barroco, destacan sus frescos interiores y las galerías de Susurros y de la Piedra, que, si estás en relativa buena forma y no te importa subir escalones, es una zona que tienes que visitar. Está incluido en el London Pass

Ahora unas recomendaciones de museos

En Londres hay tantos y tan buenos museos que, a menos de que tu viaje sea para muchos días, es imposible verlos, solo el archiconocido Museo Británico te lleva varios días, y te lo dice el tonto de los museos, no un cualquiera. Pero hay otros que son muy recomendables, como la National Gallery, el museo de la ciencia o el de Historia natural y Dippy, su conocido diplodocus. Tengo pendiente el de la guerra y el de Cera, pero es que Londres es tan grande y ofrece tanto, que hay que ir varias veces si o si

¿Qué puedo ver en el Museo Británico?

¿Te acuerdas cuando te preguntan si hay algo después de la muerte o tu hijo de corta edad te dice que cómo nacen los niños? Pues esta pregunta es parecida, muy complicada de resolver si no tienes una época temporal preferida. Hablamos de un museo con más de 8 millones de objetos antiguos. Os voy a decir comentar lo que más me impresionó: Las esfinges, la piedra Rosetta, las momias, los Frisos del Partenón de Atenas, los mosaicos romanos.

Esto son solo unas pocas de cosas que puedes encontrar en el museo, existen otras como el Monumento de las Nereidas, el moai Hoa Hakananai´a o varios enseres de las dinastías orientales como jarrones o cascos de Samurái que hacen un museo interminable. Algunos dicen que es la mayor obra del expolio anglosajón de siglos pasados, pero, probablemente, sin este museo nunca hubiéramos podido disfrutar de ellas. La entrada es gratuita y, previo pago, puedes contar con una audioguía.

¿Por qué es tan famosa la National Gallery?

La National Gallery representa la mayor pinacoteca del país. Situada en Trafalgar Square, uno de los puntos neurálgicos de Londres, cuenta con obras de gran valor que van desde el Siglo XIII hasta el 1900, contando con obras de artistas tan celebres como Tiziano, Velázquez, Miguél Ángel Van Gogh o Rembarndt. Con entrada gratuita, si te gusta la pintura, no puedes ni plantearte por un segundo no acudir.

Museo de Ciencia, ¿para ir con niños?

Uno de los museos más interactivos que he visitado, ideal para ir con niños. Lo que más recuerdo, aparte del aparatoso edificio, es la cantidad de automóviles y aviones que hay en su interior. Lo que más me divirtió fue una plataforma enorme que hay para simular terremotos, está muy divertido, sobre todo si vas con niños.

Museo de historia natural ¿Es tan impresionante el esqueleto del diplodocus como parece?

La respuesta es un Sí rotundo. Sin ningún tipo de dudas. Pero si tu idea es solo ver a Dippy, os vais a perder prácticamente todo lo que tiene el museo. Este museo cuenta con infinidad de fósiles, animales disecados y restos de ellos. Muy recomendable de ver para comprender la teoría de la evolución de Charles Darwin. Gratuito, como todos los museos de Londres.

No te puedes perder el Bohemian Covent Garden (y menos si vas en fechas navideñas)

Cuando fui, fechas previas a navidad, estaba todo muy decorado, acogedor y bonito, con mucha vida. Además de un concierto en uno de los patios interiores muy animado. Al lado de la Royal Opera House, Convent Garden es un mercado cubierto de dos plantas donde tiendas de franquicias archiconocidas convergen con tiendas artesanas, centros culturales y artistas callejeros.

Haciendo un inciso gastronómico previo al extra, recomiendo encarecidamente comprar unas cuantas galletitas en Ben´s Cookies y degustarlas mientras tomas un café o un Hot Chocolat. Si vas como yo, en navidad, en los exteriores encontrarás un árbol de navidad de los que no caben en el salón de tu casa.

Trafalgar Square, el punto neurálgico de Londres

A un agradable paseo (siempre que la climatología lo permita) de Westminster o de Covent Garden se encuentra Trafalgar Square, uno de los centros neurálgicos de Londres. Custodiada por dos leones forjados por el metal de los cañones españoles que se hundieron en la batalla que le da nombre a esta plaza, esta imponente plaza cuenta con la National Gallery.

Además de los leones que la custodian, está presidida en el centro por una enorme columna en homenaje al héroe de la batalla: el almirante Nelson. Al igual que Covent Garden, si vas en navidad, verás un enorme árbol de navidad, que dona Oslo desde el año 1947 en agradecimiento a la ayuda británica en la segunda guerra mundial.

La torre principal de Trafalgar Square

El parque por excelencia, el Hyde Park

Conocido como el pulmón de Londres, este terreno fue en un principio propiedad de la abadía de Westminster hasta que Enrique VIII lo expropió y lo hizo parque público. Es la válvula de escape diaria de muchos londinenses, y podrás ver a muchas personas corriendo, paseando o haciendo un picnic en sus dependencias. Es muy común ver ardillas en él, ya que son bastante comunes en Londres, además de pájaros. Cuenta con el curioso Speakers´Corner, un lugar donde los domingos por la mañana va gente de lo más singular a hacer proclamas de todo. Todo un espectáculo

En navidad, una parte de Hyde Park suele albergar una feria, llamada Winter Wonderlan, donde podrás beber cerveza, degustar comida de varios países o disfrutar de atracciones. Está muy chulo, eso sí, aunque no he estado en Siberia (todavía), me pilló una especie de aguanieve que lo convirtió en uno de los lugares donde más frío he pasado en mi vida ¿Debería hacer un especial de navidad?

Picadilly Circus y las gafas de sol, a veces necesarias.

Créanme, para un operado de miopía como este que os escribe, las gafas de sol en todo el pomposismo y la extravagancia publicitaria de neón se hacen a veces necesarias entre tantas luces. Pero aún así, este icono de la ciudad es imprescindible. Porque dentro de esas luces, existen tiendas, restaurantes y teatros con gran solera. Es el epicentro de ocio de Londres.

Presidida por una fuente de Eros, que se ha quedado pequeña entre tanta luz, está alzada y decorada con una escalinata, hace recomendable sentarse en ella, pararse un poco para pensar y observar todo a tu alrededor. También es recomendable visitar, ya que estás por la zona, la tienda de Emanems y la de Lego. Ojo a la colas para entrar a ambas.

Parque de Greenwich, un lugar desconocido pero muy recomendable.

Algo apartado de todo y, si vas pocos días, pues no es un sitio al que vayas a ir, pero si tienes tiempo o has ido más veces, es un sitio muy recomendable. Bastante más pequeño que el Hyde Park, pero muy tranquilo. Falla un poco en comunicaciones, al estar fuera de todo. La entrada es gratuita.

Uno de los parques más grandes de Londres

Tower Bridge y la Torre de Londres. Una mañana de excursión.

Otra de las visitas que hay que hacer si o si en Londres. Está una edificación al lado de la otra. El puente elevadizo de estilo victoriano está flanqueado por dos torres que son visitables y dentro de ellas hay una pequeña exposición sobre el funcionamiento de este y su influencia en la ciudad a lo largo de los años. La entrada a la exposición es de alrededor de 10 libras y es gratis si cuentas con el London Pass.

La Torre de Londres es otro de los principales atractivos turísticos de Londres. Situado en las orillas del Támesis, cuenta con más de 900 años de antigüedad. En todo este tiempo ha tenido usos muy variopintos, desde residencia real hasta un zoo, pasando por arsenal, prisión o lugar de ejecución. Tiene una parte que es visitable y cuenta con las joyas de la corona, muy recomendable si no hay cola para entrar o no tienes excesiva prisa

Si te gusta la comida y la cultura asiática, China Town en tu lugar

En Gerrard Street, al lado de Piccadilly Circus, se encuentra el barrio Chino, lugar donde se concentra la mayor cantidad de población de aquel país de todo el Reino Unido. Es uno de los barrios más icónicos de la capital inglesa y tienes que ir, te guste o no la comida o la cultura asiática.

Este barrio tiene solera y cuenta con una gran cantidad de bares y restaurantes para comer, y no solo comida china, sino que también hay comida coreana, malaya, taiwanesa o japonesa. Además de bares, también encontramos tiendas, supermercados y fruterías por productos típicos orientales.

Restauración, el gran talón de Aquiles como no te busques la vida bien

La comida no es el plato fuerte de los ingleses y más para mi que soy un hater absoluto del típico Fish & Ships. Tienes dos formas de alimentarte (legalmente) en Londres, o compras en un Tesco o vas a sitios a comer. Yo suelo mezclar, y en los restaurantes he tenido de todo, sitios donde iría con los ojos cerrados y sitios que no pisaría ni aunque me invitasen.

Si diré que, por aligerar, el desayuno lo solía hacer en un Pret a Manger o en un Costa Café, según qué me pillase más a mano. No es barato, pero si quieres desayunar rápido para ir a ver cosas no encuentro opción mejor. Si estás en un hotel y el desayuno no se va de precio, para mi es la opción más recomendable. Hay que andar en una fina línea entre ver cosas y no gastarte una fortuna comiendo.

Si vas con algo de prisa para almorzar o cenar, aparte de los innumerables kebabs que nos han salvado tanto la vida en las madrugadas españolas y nos hacen un apaño en tierras inglesas en cualquier momento del día, yo recomiendo la franquicia Five Guys, precios normales y con un sabor que difiere en algo (o mucho) al Burger King o al McDonalds). Otra opción de comida rápida es el Nando´s, pero difiere mucho según el sitio y el cocinero que esté ese día.

Sitios singulares para comer

Si tienes algo de tiempo, recomiendo Walluc Bistro, en Shoreditch, fui casi por error porque queríamos comer una Fondue de queso. Lugar variopinto donde los haya, solo hay Fondue y vino. El lugar parece un antiguo local para pedir taxis, pero entre lo singular del lugar y lo buena que estaba la comida, no dudaré el volver cuando pase por Londres. Además, los camareros eran italianos y hablaban español.

Otro de los sitios donde comimos bien, fue en ChinaTown, concretamente en el Beijing Dumpling, donde tienen una enorme pecera con langostas. Buen sitio para comer si te gusta la comida asiática y por un precio medianamente razonable. Para terminar, en el mismo Chinatown, compramos pasteles orientales en Chinatown Bakery.

Y, por último, no puede faltar Candem y la enorme oferta gastronómica de todo el mundo que ofrece. Desde pizzas hasta sushi, pasando por pasta, fish and ships y burritos. Cuenta con puestos al aire libre, como si fuese una feria y restaurantes, además de una quesería (no para todos los bolsillos). Lo más típico es que cada uno compre una cosa de un sitio, sentarse en una de las innumerables mesas que hay y probar cosas.

Pubs, porque en algún momento tendremos que probar una pinta ¿no?

No os voy a mentir, me ha costado mucho menos encontrar pubs que merezcan la pena que sitios a los que he ido a comer y he descartado algunos eh. En algunos de estos sitios se puede comer, pero la comida no es especialmente reseñable, pero si son buenos sitios para tomar pintas

The Coronet

Uno de los lugares es el The Coronet, un antiguo cabaré al lado de Highbury Square y el actual estadio del Arsenal, el Emirates Stadium. Lugar muy grande y que, en cierto modo, te transporta a los felices años 20. La cerveza no es especialmente cara y lo que lo hace tan singular es la forma de Cabaré.

Waxy O’ Connor’s

El Waxy O´Connor´s es uno de los pubs más famosos de Londres, de hecho, la primera vez que intentamos entrar, no pudimos porque estaba lleno. Situado al lado justo de la tienda de Emanems, su estilo del Siglo XVI hace que sea un lugar muy especial. Cuenta, además, con el tronco de un árbol en su interior, lo que le termina de dar ese toque de sitio que no te puedes perder.

The lord Moon of the Hall

Situado entre Westminster y Trafalgar Square es el lugar ideal para tomarte la última pinta antes de coger el metro hasta tu hotel o Airbnb. También puedes cenar, sobre todo hamburguesas que no están mal del todo, la verdad. Al igual que el The Coronet, te teletransporta a los años 20 o 30. Muy concurrido, no es sencillo coger una mesa para comer y casi siempre me he tenido que tomar la cerveza en la barra.

Famous Three Kings

Lo que destaca este bar son la cantidad de pantallas y monitores que hay para poder ver todo tipo de deportes mientras te tomas una pinta o cenas. Recuerdo que había una ensalada que estaba especialmente rica (la pedí por error, no os voy a engañar). También hay varios tipos de cerveza, bastantes más que en diferentes pubs.

The World´s end

No se si es por la zona en la que se encuentra, Candem, o es porque es un buen pub, pero se merece estar aquí. Cuenta con una gran variedad de cerveza, además de un estilo coqueto, cuenta con una sala de conciertos justamente debajo, lo que hace que la música suene a veces. Si estás por Candem, tienes que ir.

Nos habremos dejado sitios por visitar, seguro, pero ese es el encanto de Londres y lo que te hace volver tantas veces. Sin duda, volveremos porque queda mucho por ver.

gestión de incidencias vuelingatención al cliente ryanair

Vetedeviaje.es

¿Quieres irte de viaje y no sabes cómo y dónde? Te enseño una gran cantidad destinos y trucos para irte de viaje. Si te quedas en casa es porque quieres
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram