tu blog de viaje

Que ver en Estambul

La ciudad más conocida de país otomano y, a la vez, una de las puertas de entrada a Europa a través del este. Ciudad caótica y encantadora a partes iguales, su alto valor arquitectónico por haber sido durante siglos la capital del imperio bizantino hacen que su visita sea una de las preferidas para cualquier viajero. Pero ojo, es muy recomendable ir equipado con un seguro de viaje por si surge cualquier tipo de inconveniente.

Santa Sofía

Una de las estampas más conocidas del mundo es la mezquita de Santa Sofía. Fue construida en el año 360 d.C. por el emperador Constantito, aunque luego tuvo una gran reforma por encargo del emperador Justiniano en el año 537. Cuando el imperio Otomano conquistó Constantinopla pasó de ser centro religioso del Imperio Bizantino a ser una mezquita, añadiéndole nuevos elementos a la estructura original.

Cuando fue convertida en mezquita se taparon con cal los impresionantes mosaicos de estilo bizantino que adornaban las paredes de este templo. Estos mosaicos fueron recuperados a mediados del siglo XIX y en 1935 el emperador Atatürk decidió convertir esta basílica en un museo para que todo el mundo pudiese contemplar esta maravilla que ha sobrevivido a varios imperios.

Puente del Gálata

Situado en el Cuerno de Oro, el puente de Gálata es el puente más conocido de todo Estambul. Este puente basculante de 490 metros de largo une la zona moderna con la zona antigua de la ciudad. Su situación geográfica le ha hecho ser uno de los lugares más turísticos de todo Estambul, por eso, está lleno a rebosar de cafeterías y restaurantes.

La Mezquita Azul

La Mezquita Azul se encuentra justamente frente a la capital de Santa Sofía y es otro de los tesoros que nos guarda Estambul y fue construida a mediados del siglo XVII. La cascada de cúpulas forma una vista impresionante para el viajero y su diseño rompedor fue muy polémico ya que cuenta con los mismos minaretes que cuenta La Meca, concretamente con 6.

Bazar de las Especias

Muy cerca del puente de Gálata podemos encontrar uno de esos mercados que te hacen sentirte como un autóctono, y no es otro que el mercado de especias de Estambul.

Palacio Topkapi

El Palacio de Topkapi es otro de los lugares imprescindibles de esta ciudad turca. La construcción de este palacio comenzó años después de la caída del imperio Romano de oriente a manos de Mehmet el conquistador para que aquí gobernasen los sultanes hasta el traslado en el siglo XIX al palacio Dolmabahçe.

Con una superficie de 700.000 metros cuadrados y es el más fiel vestigio que queda en pie de la grandeza del imperio otomano. Cuenta con tres lugares mágicos: el Harén, el Tesoro y la sala de Baldaquçin Iftariye.

Gran Bazar

Otro de los lugares más conocidos de Estambul es su Gran Bazar, con sus innumerables pasillos y sus comercios donde perderse, además de poder encontrar todo lo que te puedas imaginar en sus más de 3.500 tiendas y sus más de 60 calles. Como pasa con los mercados de abastos, este bazar te retrotrae a la verdadera vida de un ciudadano de Estambul. Todo esto lo podemos encontrar con sitios de ocio y restauración como teterías, baños turcos, mezquitas y otros muchos lugares. Por cierto, todo te parecerá caro, incluso insultantemente caro, pero es necesario regatear para sacar un precio menor del producto.

Cisterna Basílica

La cisterna es un gran aljibe que se construyó, por si fallaban algunos de los acueductos y la ciudad quedaba desabastecida de agua. Esta cisterna basílica está bajo nuestros pies cuando visitamos Estambul. Como curiosidad, su construcción fue relativamente rápida, ya que para ella se reutilizaron columnas de templos romanos que estaban en la zona, concretamente 336.

Palacio Dolamabahçe

El motivo de la construcción de este palacio fue el traslado de los sultanes desde el Palacio Topkapi a este, bastante más moderno y grande, hasta la caída del califato a finales del siglo XX. De estilo europeísta, mezclando el barroco, con el neoclásico y el rococó, con algunas inspiraciones otomanas. Con casi 300 habitaciones, 43 salas, 68 cuartos de baño y 6 baños turcos.

Torre Gálata

Aunque luego fue remodelada en el siglo XIV por los genoveses, su primera construcción data del siglo VI después de cristo, esto hace que sea una de las torres más antiguas del mundo. Choca un poco que su altura no es especialmente llamativa, pero desde sus miradores tendrás una de las mejores vistas de la ciudad.

El Bósforo

El Bósforo es el río que le da la vida la Estambul, en un estrecho donde se unen el Mar Negro y el Mar de Mármara y es el símbolo de la unión entre Europa y Asia. Hay muchas empresas que si ofrecen este viaje en barco, sentados en una mesa tomando un té, mientras disfrutamos de sus impresionantes vistas

gestión de incidencias vuelingatención al cliente ryanairConrata tu seguro con Mapfre al mejor precio

Vetedeviaje.es

¿Quieres irte de viaje y no sabes cómo y dónde? Te enseño una gran cantidad destinos y trucos para irte de viaje. Si te quedas en casa es porque quieres
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram